Conectarse

Recuperar mi contraseña

Bienvenid@ Invitado a Fanfic´s World fue creado el Jue Dic 15, 2011 2:54 am, es decir que tenemos exactamente 2191 días de vida. Hasta ahora sus 10 usuarios han escrito 677 temas en los 116 foros que existen. Tú, Invitado, haz escrito 41 posts desde que te registraste el .


El último de nuestros usuarios registrado fue Sakura Tsukiyomi
Todas las semanas se elegirá un fic nuevo y se lo exhibirá en ésta sección para que obtenga más visitas.
Últimos temas
» LA VIDA OSVA UZUMAKI
por Seji Uchiha Jue Ene 09, 2014 12:56 pm

» LA VIDA DE SEJI UCHIHA
por Seji Uchiha Jue Ene 09, 2014 12:48 pm

» ¡He vuelto al foro!
por Corsario Negro Mar Ago 13, 2013 3:21 am

» Yugi Oh! RPG [Élite]
por Invitado Vie Ago 09, 2013 3:07 am

» ¡Nos mudamos!
por Corsario Negro Dom Jul 28, 2013 4:17 am

» Buck Ticks Fans [Élite]
por Invitado Jue Jun 20, 2013 2:07 am

» Amaranth - Afiliacion elite
por Invitado Miér Dic 19, 2012 10:51 pm

» ¿Qué es Chikungunya?
por Seji Uchiha Dom Dic 16, 2012 11:58 pm

» ¿Qué es Orzuelo?
por Seji Uchiha Sáb Dic 15, 2012 11:27 pm

» Megamind o Megamente
por Seji Uchiha Jue Dic 13, 2012 1:46 pm

» ¿Qué es la fotofobia?
por Seji Uchiha Jue Dic 13, 2012 1:44 pm

» Vampire Knight † Clase Nocturna † Academia Cross [Afiliación Normal]
por Invitado Dom Dic 09, 2012 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Mar Abr 28, 2015 7:48 am.
Los posteadores más activos del mes

Majou Gakuen Photobucket  photo 88888888_zpsb8821a0a.png Code Geass: Endless Dark Foros de Rol // d i r e c t o r i o Dangerous Love Centro de Ayuda Lewis FT Sekai

Defendiéndome de tu ausencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Defendiéndome de tu ausencia

Mensaje por Corsario Negro el Vie Oct 26, 2012 3:45 am

¡Holis holis! Éste es un fic que he empezado hace muy poquito para reactivarme de tanto tiempo oxidada que andaba. Como siempre, es un fic de SesshomaruxRin (mi pareja favorita) pero quién sabe, puede aparecer alguna más ya que aún no lo he terminado.

Título del fic:
Defendiendome de tu ausencia

Resumen:
¿Qué pasa cuando tus deseos se vuelven realidad? ¿Qué pasa cuando lo que deseaste no era realmente como lo esperabas? Un deseo cambia tu vida pero nada de lo que tienes ahora vale lo que tenías antes y el arrepentimiento no tarda en llegar… y el deseo de volver todo a lo normalidad empieza atormentar tu cabeza.

Personajes:
Rin, Sesshomaru, Kohaku

Advertencias:
Lemon

Género:
Drama, aventura, romance

Defendiéndome de tu ausencia

Capítulo 1
Ojalá no te hubiera conocido


Spoiler:

Aun ardía una fogata en medio del bosque echando el característico olor de las ramas quemadas y varios pescados asándose por las brazas ardientes. Más de mil estrellas se contraban en el cielo maravillosamente despejado y oscuro. Los animals diurnos ya dormían y sólo algunos cazadores se sentían moverse en medio de la penumbra de la noche entrada ya desde hace rato.

Y en algún lugar, en medio del bosque, en medio de aquellos grillos y coyuyos en la naturaleza, se veía a lo lejos la silueta de un joven de largos cabellos color plateado vestido con un kimono de dos piezas. Una armadura protegía parte de su pecho decorada con unos picos sobresalientes que también podrían ser mortales en una batalla si se los usaba correctamente. Una estola larga y esponjosa se veía de un lado del cuerpo del youkai de blancos cabellos mientras sus ojos ambarinos se encontraban cerrados ante la leve brisa que había comenzado a soplar en la mismísima oscuridad. Sin embargo, a pesar del sonido del soplar del viento, sus sentidos le advirtieron la presencia de una joven no muy lejos de él. No obstante, no dijo nada en lo absoluto, como era costumbre en él desde siempre: no hablar más de lo necesario. La intrusa en la tranquilidad del youkai se paró de puntitas y posó sus manos sobre los ojos del hombre tapándolos de ésta forma para que no tuviera visión de nada.

-Sé que eres tú, Rin- dijo él con el mismo tono de voz compungida de siempre, quitando las manos de la muchacha de su rostro y volteándose hacia la joven de largos cabellos negros y un rostro que, aunque denotaba su crecimiento, era el mismo que el de una niña todavía. Sus ojos chocolates brillaron en la oscuridad con un toque de magia que no cualquier humano podría proyectar como ella lo había hecho en el momento que veía a su Señor frente a ella.

-Si estás alerta todo el tiempo no puedo darle una sorpresa, Sesshomaru-sama- se quejó la muchacha por ver sus planes frustrados por aquel momento.

-No puedo estar de otra forma. Y las sorpresas no me agradan- indiferente, miró a la muchacha y pasó a su lado –ven, es hora de dormir. Partiremos temprano-

La joven sin hacer mucho escándalo, lo siguió con una amable sonrisa sobre sus labios aunque detrás de ésa sonrisa, se escondía una gran desilusión. Sabía que Sesshomaru no cambiaría ésa coraza fría que lo cubría del resto del mundo a pesar del tiempo que ella había pasado con él y las veces que había intentado acercársele, no siempre le había dado el resultado que ella lo hubiese gustado. Sólo estaba segura de que mientras él no se lo permitiese, no podría penetrar esa armadura para formar parte de su vida de la forma que ella quería.

Sacudiendo su cabeza, se quitó esos pensamientos de la mente y siguió a Sesshomaru fielmente como siempre lo había hecho, pero en el camino, vio algo que no había visto al llegar con su señor. Había un brillo intenso en medio de la corteza de un árbol. Rin se fijó en su amo y volvió a mirar la corteza pasando la mano por aquel lugar obteniendo en su mano una pequeña joya de color azul topacio. Su sorpresa fue enorme al ver aquella gema que seguramente debía ser muy valiosa ahora, en sus manos. Era perfectamente redonda y de un diámetro de un centímetro más o menos. Rin la observó embelesada por semejante perfección mientras caminaba.

-Sesshomaru-sama ¿puedo quedármela?- preguntó cuando estuvo de nuevo al lado de la fogata junto con el gran youkai. Su sonrisa llena de entusiasmo demostró que la idea de quedársela era algo que le fascinaba mientras sostenía su pequeño tesoro en sus manos, Sesshomaru la miró –es muy bonita ¿no?

-Está bien- respondió al ver la piedra. A los humanos, en especial a las mujeres humanas, les gustaban las joyas, sólo que por alguna razón, jamás se imaginó a Rin como una de esas mujeres. Aunque, claro, todo era posible conociendo a la joven azabache.

-Mire Jaken-san- y poniéndose de cuclillas le mostró su recién adquirida perla al sapo quien tampoco le dio mucha importancia. Rin volvió a sonreír y le mostró la joya al dragón Ah-Un apoyándose en su espalda. Luego de un rato, el dragón terminó durmiéndose al igual que Jaken, pero Rin no podía conciliar el sueño.

-¿Por qué no duermes?

-No estoy cansada- fue su respuesta vivaz a pesar de las altas horas de la noche que rondaban por ése momento. En realidad, desde hacia un par de días que le costaba dormirse. A veces, simplemente optaba por cerrar los ojos y fingir que dormía para no molestar a sus compañeros. Pero ésta vez o no lo había pensado o no había querido, pero de todas formas, se encontraba hablando con Sesshomaru sobre eso.

Él no dijo nada.

-¿Quieres volver a la aldea?- preguntó luego de un largo lapso de silencio. Ella, sorprendida, volteó la mirada hacia él. Los sonidos de la noche eran la única música que mantenían el silencio al vilo de la noche.

-No, me gusta estar con usted, pero…- se detuvo hasta que él la miró haciéndola dudar de lo que iba a decir.

Rin sabía bien que sólo bastaba una mirada de Sesshomaru para que su mundo se sacudiese y se viniesen abajo todas sus convicciones habidas y por haber. El sólo hecho de tenerlo cerca la hacia estremecer y le causaba tantas cosas indescriptibles que hasta el día de hoy, no había hallado la forma de cómo empezar a nombrarlas si quiera. Todo por él.

-Yo… a veces quisiera hablar un poco más con usted, conocerlo mejor. Sé que llevó mucho tiempo viajando a su lado, Sesshomaru-sama, pero a veces…- y se volvió a silenciar ella misma –no importa- dijo con una sonrisa tímida en sus labios mientras sus dedos se entretenían jugando con la gema azul. Él no supo qué decir para la situación.

-Duérmete, Rin- le ordenó luego como tantas veces había hecho anteriormente volviendo a llenar de desilusión a la muchacha esperando al menos, una respuesta diferente de su señor.


Rin ya contaba con 19 años, era toda una señorita y ya no era la muchachita dulce y dócil que fue de niña aquella que respondía “Sí, Sesshomaru-sama” y no volvía a tocar el tema para no molestarlo. Había cambiado con el pasar del tiempo y todo lo que había sucedido en el medio con Sesshomaru y sus amigos. Y esto, era algo que ella deseaba. Deseaba conocer a Sesshomaru. Saber qué le gusta, qué no le gusta; porqué era así de cerrado al mundo; porqué odiando a los humanos le permitía viajar con ellos; por qué se había vuelto tan frío y solitario. Muchos por qué daban vuelta en la cabeza de Rin pero con aquella actitud, simplemente se quedaban en los porqués.

-Pero, yo

-Rin

-Pero ¡yo lo amo!- dijo levantándose del suelo y dejando algunos de sus cabellos sobre su rostro al movimiento brusco que había hecho anteriormente. ¡Al fin se había librado de aquella opresión de su pecho! Al fin se había deshecho de esos sentimientos que aprisionaban su corazón. Todo había salido afuera porque lo había dicho ¡en voz alta! ¡en voz alta! Al fin lo dijo y cuando se dio cuenta de lo que dijo, ella misma se sorprendió de sí.

Sesshomaru aun estaba atónito por semejante confesión pero tal como era él, lo disimuló muy bien, además, viendo a Rin de aquella forma, no podía decir nada.

-Yo lo amo y creo que siempre lo hice aunque no de la misma forma que lo hago ahora. Por eso no quiero volver con los humanos aunque sea peligroso viajar con usted, aunque muera antes que usted edifique su reino. Aunque sólo pronuncié mi nombre para mandarme a dormir o a buscar alimento- confesó con una trsiteza casi palpable en su voz –pero… creo que ya no puedo- y una lágrima rodó por su mejilla, seguida de un llanto inminente por lo que sin esperarse a nada, se echó a correr por el bosque.

Sesshomaru se puso de pie, pero… no se animó a seguirla, deteniéndose mientras la perdía en medio de la oscuridad.

-Ah-Un, síguela- le ordenó al dragón quien no tardó en ponerse de pie y seguir a la muchacha en medio de la oscuridad. Apenas unos minutos tardó en alcanzarla y detenerse en frente de ella para que frenara su paso. La muchacha chocó con el dragón cayendo al suelo con las lágrimas cayendo por su rostro. Se pasó la mano por él y miró a otro lado.

-Sí vienes a llevarme al campamento, puedes volver- le dijo al dragón pero él negó con las cabezas pasándolas por el rostro de Rin al verla en ése estado. Se agachó para que Rin pudiera subir a su lomo y se alejara sin que tuviesen que hacer mucho esfuerzo.

La noche se cernía sobre ellos y ahora que sabía que Sesshomaru-sama no iría por ella se sentía mucho peor. Pero ella tampoco volvería, al menos, no por ahora.

-A veces, desearía no haberte conocido y así, no sentiría esto- dijo mirando la perla apoyando su cabeza en el lomo de Ah-Un mientras él avanzaba lentamente –Sesshomaru-sama- murmuró y quizás, por lo tarde que era o por todas las emociones juntas que había pasado ése día se estaba dejando sucumbir al sueño. Al menos, hasta que aquel resplandor amarillo los envolvió a los dos…


Espero haya sido de su agrado. Espero sus comentarios, críticas, sugerencias, acepto todo.

¡Saludos!

_________________
avatar
Corsario Negro
Admin

Femenino Mensajes : 130
Ingreso : 15/12/2011
Localización : Donde menos te lo esperes

Ver perfil de usuario http://lockedinheaven.blogspot.com/2011/12/okane-ga-nai.html

Volver arriba Ir abajo

Re: Defendiéndome de tu ausencia

Mensaje por Alessandra el Vie Oct 26, 2012 10:11 pm

Me encanta cómo va el fic. Espero que lo sigas pronto ^^

Bye!
avatar
Alessandra

Femenino Mensajes : 57
Ingreso : 19/12/2011
Edad : 23
Localización : ¿Dónde quieres que esté?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.